Share options :

  • Date : 08 / 11 / 2014
  • Author :
  • Comments : 0
Niño que inhaló escarcha tiene muerte cerebral

Mauro López Banegas, el niño de siete años que aspiró escarcha hace unos 20 días en su casa de Santiago del Estero, tiene muerte cerebral y se encuentra internado en coma farmacológico.

Ayer al mediodía le terminaron de hacer los estudios neurológicos y el equipo del Centro Provincial de Salud Infantil (CePSI) pudo constatar que los resultados son negativos.

“El estado es desesperante, entramos en un período donde hay que esperar a ver qué pasa. El niño tiene respirador artificial. Se hizo una reunión entre el equipo del CePSI y los padres, visitantes y amigos de los padres a los que se informó claramente la situación de Mauro”, indicaron desde el centro de salud.

El sábado 18 de octubre Mauro López Banegas estaba haciendo las tareas de la escuela y tenía un silbato. A manera de distracción o juego, se puso escarcha en el silbato y sopló; el elemento se esparció en el aire y el niño terminó inhalando y aspirándolo por la boca.

Mauro comenzó a sentir que le faltaba el aire y la situación generó preocupación en sus padres. Lo llevaron hasta el CePSI, donde le practicaron primeros auxilios, lo estabilizaron, lo controlaron durante algunas horas y, una vez que se constató que se encontraba mejor, lo mandaron a su casa.

Pero el domingo 19 a la madrugada, Mauro se descompuso; su salud empeoró y lo trasladaron de nuevo al CePSI, donde quedó en la terapia intensiva.

Ayer, su madre Berta Banegas se mostró desolada por la noticia de la muerte cerebral y señaló que si su hijo “sale de esta situación, será por un milagro de Dios”.

“Los médicos me dijeron que el daño es irreversible. Está respirando porque está conectado a los aparatos. Desde anteayer que ya no se mueve”, dijo la madre del pequeño.

Comparte en tus redes sociales
flecha